Beatriz vive en Bucaramanga y desde hace unas semanas se está acostando con el hijo de su jefe. Desde que Beatriz conoció al tipo en su trabajo empezó a coquetearle hasta que por fin logró que se fijara en ella y la invitara a salir. En la primera cita el tipo le dijo a Beatriz que él solo quería que fueran amantes y la zorra aceptó. Desde ese momento cada que el jefe de Beatriz no está ella se va para la casa del hijo para que la penetre y la haga gozar. La zorra disfruta muchísimo cuando su amante le mete la verga y le toca el culo.

21.419 visitas / 1 año