Eliza es de Ibagué y vive en un apartamento sola. Una noche cuando llegó del trabajo se encontró con uno de sus vecinos y lo invitó a comer. Aunque la parejita comió después eliza llevó a su vecino hasta el cuarto y se quitó la ropa para bailar desnuda. Después de que el tipo la viera moverse y se excitara la zorra le bajo hasta su pene para chuparlo. Al final después de tanto jueguito la perra deja que su vecino la penetre y ella lo disfruta.

11.601 visitas / 1 año