Alejandra vive en cali y una noche se despertó muy caliente. La perra se sentó en su cama y se quitó la blusa para tocar sus tetas. El novio de Alejandra que se fue a quedar esa noche con ella se despertó y cuando la vio se le paró la verga. Cuando la zorra vio que el tipo estaba erecto dejó de tocar sus senos para tocarle el pene a su novio y metérselo a la boca para lamerlo.

8.328 visitas / 1 año