Paola vive en Casanare y trabaja como secretaria de un abogado. Cuando el jefe de paola sale la perra aprovecha para ir hasta su casa para tener sexo con su marido. Como no se puede demorar la zorra lo que hace es levantar su falda para que el tipo la penetre. Cuando el marido de paola le mete su pene la perra no lo aguanta y debe pararse. Después de que se calienta empieza a disfrutar cada penetración hasta sentarse sobre el tipo para ella levar el ritmo.

23.324 visitas / 1 año