Elisa es una chocoana que lleva varios meses teniendo sexo con un vecino porque le gusta como le agarra el culito. La zorra conoció al vecino un día en la tienda y desde ese entonces le quedó gustando. Cuando el tipo se queda solo en la casa llama a Elisa para que llegue y él le pueda tocar su rico trasero y sus grandes tetas. Al vecino de Elisa le encanta tocarla porque se calienta y empieza metérselo muy profundo.

21.589 visitas / 1 año