Estefanía es una rolita que se dirigía a su trabajo y antes de entrar se encontró con un compañero quien le propuso ir a su casa. Estefanía decidió irse con su compañero y cuando llegaron a la casa empezaron a calentarse con besos y caricias. Después de unos minutos la perra le chupó el pene a su compañero y él a ella su rica cuca. Luego el tipo empezó a penetrarla y a ella estaba tan caliente que no paraba de gemir.

12.121 visitas / 1 año