Lili es una bogotana que le gusta jugar con su cuerpo cuando está sola en la casa y no tiene nada para hacer. La perra se aburre mucho cuando está sola y por eso le parece divertido quitarse la ropa para tocarse. A lili le gusta acariciarse despacio para disfrutar de los toques mientras entra en calor. Por eso después de que la zorra se calienta se mete los dedos en la cuca y no para de tocarse hasta que llega al orgasmo.

1.453 visitas / 3 meses