Julia vive en Manizales y hay días que su esposo se vuela del trabajo para visitarla un rato por las tardes. Al tipo le encanta visitar a la zorra de sorpresa para follar. Cuando julia ve que llega el esposo la zorrita se emociona porque ya sabe lo que van a hacer y mientras él la mira ella se quita la ropa. Cuando los dos están desnudos la putica deja que el esposo le pase el pene por la vagina para calentarla. El tipo la roza con el pingo por varios minutos para después metérselo y follar bien rico.

9.051 visitas / 11 meses