Aleida vive en el Tolima y cuando tiene muchas ganas de follar llama al profesor de su hija. Como la perra conoce al tipo desde hace un tiempo y la ha invitado a salir la zorra aprovecha eso para invitarlo a la casa. Cuando el tipo llegó la zorra le dijo que tenía muchas ganas de culear pero no tenía con quien hacerlo. Cuando el profesor escuchó eso le quitó la ropa a Aleida y empezó a pasarle el pene por la cuca para después metérselo. Al tipo le gusta tocarle las teticas a la perra mientras se lo mete porque se excita.

13.151 visitas / 11 meses