Zulma vive en San Gil y una mañana tenía que ir al colegio de su hija con su esposo a una reunión. Como el tipo trabaja tuvo que pedir permiso y cuando llegó a la casa Zulma le tenía todo listo. Cuando el tipo ya estaba vestido e iban a salir hizo devolver a su esposa y le pidió que tuvieran sexo rápido. Como aún tenían tiempo la zorra se bajó la ropa y se abrió las nalgas un poco para sentir la verga del tipo dándole bien duro por el ano.

13.380 visitas / 12 meses