Mary vive en Yopal y una tarde que no tuvo que trabajar decidió ir a la casa de su hermana para ver como estaba. Cuando ella llegó le abrió su cuñado y le dijo que ella no estaba, pero que siguiera. Como la zorra no tenía nada que hacer decidió entrar y después de media hora decidió irse. Cuando mary se iba a ir el cuñado la llamó y al llegar al cuarto vio que él estaba acostado y con el pene afuera. El cuñado le dijo a la puta que le diera una buena mamada a cambio de plata. La zorra no lo pensó mucho y se acercó al tipo para meterse la verga a la boca y hacerle lo que él quería. La perra excitó mucho al cuñado con cada lamida y solo paro de hacerle oral hasta que sintió el semen en su boca.

5.181 visitas / 12 meses