Valeria vive en Mocoa y cuando estaba en el trabajo recibió la llamada de un amigo que había trabajado con ella preguntándole si podía ir por ella cuando saliera del trabajo. Como Valeria no ve al tipo hace tiempo aceptó la invitación. Cuando el amigo de la zorra llegó la llevó hasta la casa de él y al llegar le preguntó si quería tener sexo. Valeria es tan puta que se fue con el tipo hasta el cuarto y se acostó boca abajo para que le metiera el pingo mientras ella disfrutaba. La zorra estaba tan caliente que al final le pidió al amigo que le bajara y le chupara la cuca para terminar de venirse.

21.655 visitas / 12 meses