Rosa vive en Turbo y una noche salió a comer con unas amigas. Después de comer rosa quiso ir a ver a su novio porque le hacia falta. Cuando la zorra llegó a la casa del tipo él ya estaba durmiendo así que le toco esperar unos minutos. Cuando el tipo abrió la puerta la perra entró y lo beso. La puta le dijo al novio que lo extrañaba y quería hacer cositas. El tipo todo emocionado se fue con rosa para el cuarto y cuando estaban en la cama le levantó el vestido para tocarle la cuca y después la penetró con su pingo para darle el placer que tanto quería sentir.

8.042 visitas / 12 meses