Katia vive en Neiva y tiene 2 hijos que estudian en la tarde. Como el esposo de Katia es taxista cuando puede va a la casa para saludar a su esposa. El tipo sabe que Katia está sola en la tarde y por eso llega a las 3 para culear con la zorra. Como a la veterana le da miedo que lleguen sus hijos y los vean follando ella no se quita la ropa, pero se corre los cuquitos para que su esposo le pueda meter el pene en la chochita.

34.015 visitas / 12 meses