Carla vive en Soledad y hace poco se fue a vivir con un tipo. Como ninguno de los dos está trabajando la zorra de carla se acuesta en su cama en ropa interior para provocar a su marido. Cuando el tipo la ve en la cama acostada boca abajo mostrando su rico culo. El tipo le toca las nalgas a carla y las abre para lamerle el ano. La perra está bien caliente y se enciende con cada caricia que le hace el tipo. La zorra está tan ganosa que quiere que su marido le meta la verga hasta el fondo.

6.423 visitas / 1 año