Karla vive en Córdoba y desde hace unos años viene tatuando su cuerpo. Karla se volvió tan adicta a los tatuajes que los tiene por todos lados y la persona que se los hace es su novio. El tipo tatúa tan bien que lo llaman de diferentes ciudades para hacer trabajos y hace una semana que está en Bucaramanga. Como Karla lleva varios días sin verlo chatean todas las noches y la zorra siempre se coloca ropa interior sexy para hablar con él. Karla sabe lo mucho que disfruta su novio al verla así por eso lo hace y también se toca un poco el cuerpo para que él se de cuenta que ella quiere que llegue pronto para follar.

8.577 visitas / 1 año